20.4.2017

Se ha instalado un nuevo sistema de inspección de banda de Procemex a comienzos de este año en la planta de Barcelona Cartonboard. La planta ya contaba con otro sistema de monitorización de banda de Procemex que ahora ha complementado y mejorado con un sistema de inspección de banda. Esta nueva solución aumenta sustancialmente el conocimiento acerca de la calidad y reduce la cantidad de roturas de banda, mejorando así tanto la calidad del producto como la productividad de Barcelona Cartonboard.

Se ha instalado un nuevo sistema de inspección de banda de Procemex a comienzos de este año en la planta de Barcelona Cartonboard. La planta ya contaba con otro sistema de monitorización de banda de Procemex que ahora ha complementado y mejorado con un sistema de inspección de banda. Esta nueva solución aumenta sustancialmente el conocimiento acerca de la calidad y reduce la cantidad de roturas de banda, mejorando así tanto la calidad del producto como la productividad de Barcelona Cartonboard.

En 2015, Stora Enso firmó un contrato con la sociedad de capital privado alemana Quantum Capital Partners (QCP) para desinvertir su planta de cartoncillo blanco (WLC) de Barcelona. QCP empezó a invertir en la planta y esta puso en marcha un plan de inversiones bianual para aumentar su calidad y productividad valorado en más de 15 millones de euros. Dicho plan incluía una nueva estucadora, una formadora de partes superiores y una nueva prensa de zapata, por mencionar solo algunos de sus elementos.

Este año, Barcelona Cartonboard ha encargado un sistema de inspección de banda de Procemex con inspección de ángulo de reflexión alto en la parte superior e inferior de su máquina de cartón. Este nuevo equipo refuerza la capacidad de la planta para ofrecer cartón de alta calidad. José Antonio Campo, director técnico de Barcelona Cartonboard, lo explica así: «A la par que realizábamos otras inversiones, quisimos instalar el sistema de inspección de banda de Procemex porque queríamos garantizar la calidad de nuestro cartón».

Anteriormente, nuestra bobinadora provocaba muchas roturas de banda. Ahora hemos podido ver que se debían a fisuras en los bordes de la máquina de cartón y evitarlas.

Empezamos a trabajar con Procemex allá por 2006 con un sistema de monitorización de banda y nos dimos cuenta de que era un socio muy adecuado para mejorar nuestra calidad. Además, habíamos recibido recomendaciones muy favorables de Stora-Enso y Saica hacia ellos.

Calidad ante todo

«Nuestro principal objetivo es mejorar la regularidad de la planta, ya que nuestros clientes impresores han tenido problemas con las mantillas u otras partes de la máquina y queremos reducir la cuantía de las compensaciones. Con el sistema de Procemex, podemos mejorar nuestra calidad y en lugar de limitarnos a esperar el comentario de los clientes», prosigue el señor Campo.

Rápida decisión de inversión

El plan de inversión se implementó muy rápidamente, ya que la planta quería obtener resultados pronto. «El proceso de ofertas fue breve, pero Procemex respondió a tiempo, y la decisión se tomó también casi inmediatamente; además, podían responder a nuestras necesidades de entrega rápida. Queríamos que Procemex llevara a cabo la instalación coincidiendo con la de la prensa de zapata, y a ellos les pareció bien», recuerda Alfonso Bello, director de producción. «El sistema se calibró y estuvo listo para funcionar a la vez que la prensa. Eso nos ayudó a reducir los tiempos de las roturas, especialmente en el caso de las roturas en la sección de formación y la bobinadora».

«El sistema de inspección de banda de Procemex también nos ha ayudado a encontrar nuevos defectos: Ahora podemos controlar todo el proceso de producción a lo largo de la máquina y ver distintos defectos además de detectar la ubicación de, por ejemplo, las gotas, roturas de borde, grasa de lubricación, etc.», explica el señor Bello.

Inspección de defectos y resolución de problemas mejoradas

En la papelera, los turnos recibieron formación durante la puesta en marcha, pero también se impartió formación adicional en las instalaciones después de la fase de aprendizaje. «Ahora que conocemos el sistema, queremos aprovecharlo al máximo y detectar los defectos que más nos afectan», añade el señor Campo. «El uso del sistema se coordinará con el personal de producción y calidad. El personal de Procemex nos ayudará a encontrar el lugar adecuado para las cámaras».

«La bobinadora y el cortador de hojas ahora son cuellos de botella para nosotros, y allí es donde vamos a necesitar la información del sistema de Procemex».

Las expectativas de los clientes supusieron también un buen impulso para la inversión: «Tenemos que mejorar nuestros resultados, ya que antes no veíamos todos los defectos que detectamos ahora. Nuestro principal objetivo este año pasa por reducir las reclamaciones y los costes derivados», sostiene el José Antonio Campo.

«Ahora podemos analizar nuestro cartón por ambos lados y detectar defectos que antes no pasaban inadvertidos. Estamos trabajando con nuestros proveedores de productos químicos para resolver ese problema, ya que ahora tenemos pruebas de su existencia».

«Lo más importante es el seguimiento», subraya el señor Bello. «El personal de producción y calidad está colaborando muy estrechamente para mejorar la calidad en su conjunto», afirma el señor Campo. «La calidad de imagen es muy buena, y me gustaría añadir un ángulo de reflexión bajo», concluye el señor Bello, director de producción.

Planes de futuro

«El próximo paso consistirá en actualizar también nuestro sistema de monitorización de banda con cámaras HD y nueva iluminación. El sistema de monitorización de banda de Procemex puede actualizarse e integrarse fácilmente con nuestro sistema de inspección de banda», señala José Antonio Campo.

«Creo que después de la instalación de este sistema de inspección de banda, nuestros operadores prestarán más atención a las cámaras, ya que ahora es muy fácil encontrar la causa raíz y analizarla», coinciden los señores Campo y Bello. «Los problemas se resuelven rápidamente y de forma sencilla actuando inmediatamente».

«Después de resolver nuestros cuellos de botella, vamos a aumentar sustancialmente nuestra eficiencia reduciendo al mismo tiempo los desechos», apunta el señor Campo. «Y también vamos a actualizar nuestro sistema de monitorización de banda y añadir más cámaras».

José Antonio Campo, Mireia Rius y Alfonso Bello, de Barcelona Cartonboard.